Reguladores, auditoras, tribunales y otras ratas del montón

Este artículo ha sido publicado en el número 56 del periódico Madrid 15m. Para acceder al número completo: http://madrid15m.org/

1

El ex-gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez, ha sido citado a declarar como investigado por la Audiencia Nacional en relación a su inacción y posible complicidad con los gestores de Bankia (antes Caja Madrid) cuando salió a bolsa en el verano del 2011. Fernández Ordóñez niega su responsabilidad en los abusos de todo tipo llevados a cabo por gestores bancarios durante los años de la estafa especulativa. Dicha responsabilidad deriva de la conjunción de actos de corrupción y complicidad entre agentes económicos privilegiados y ciertos políticos, todos ellos capacitados para doblar el brazo de la ley. Por eso denunciamos la verdadera naturaleza de lo que se ha intentando presentar como una crisis económica “inevitable” y “natural”.

La imputación al ex gobernador se incardina dentro de las investigaciones dirigidas contra el resto del cuadro directivo del Banco de España en 2011, así como contra otros tres altos cargos de la CNMV que dimitieron cuando el pasado mes de febrero comenzó la investigación. Inmediatamente después de la imputación de la anterior dirección y parte de la actual, los jefes de distintos departamentos del Banco de España trasladaron en cascada a sus subordinados una solicitud de firmas en apoyo a los jefes imputados, lo que constituye un adelanto al lavado de imagen de los responsables de los delitos cometidos. Aunque los subordinados han sido presionados para firmar por sus superiores, cada vez son más los inspectores y técnicos del Banco de España que se muestran contrarios a suscribir ese apoyo, y rechazan los métodos de presión utilizados para obtenerlo.

La situación de dependencia y connivencia de los reguladores es hoy esencialmente la que era cuando estalló la burbuja inmobiliaria en 2008. Todo ello ha provocado una situación de desconcierto y ausencia de dirección clara en el regulador. Ese “sálvese quien pueda” dentro del Banco de España hace aflorar otra realidad: la capacidad de regular la actuación de los banqueros no ha mejorado desde 2008. Inspectores de la CNMV, simulando ser clientes potenciales en las sucursales bancarias, destacaron recientemente que los bancos siguen con sus malas prácticas de desinformación y engaño. Han sido algunos tribunales aislados, tras la constante labor del pueblo organizado en acciones zancadilleadas una y otra vez, los que se han visto obligados a actuar a rastras, con lentitud e ineficacia.

El Gobierno, que elige al fiscal general; los dos partidos mayoritarios en el Congreso, que nombran a los jueces en los tribunales superiores; y los reguladores, que actúan al dictado del Gobierno, están empeñados —todos ellos— en que la verdad sobre la corrupción del sistema de control bancario no se conozca ni tenga consecuencias que podrían generar un efecto en cadena en relación a la trama de intereses subyacente. La inminente creación de una Comisión Parlamentaria de Control para investigar la crisis bancaria no puede garantizar la efectiva persecución de los responsables.

Todo parece confluir en una tupida red de connivencias y favores mutuos entre partidos políticos mayoritarios, Gobiernos, reguladores (incluyendo a la CNMV, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea), entidades financieras y auditoras. En esta red es también esencial la participación de los medios de desinformación masiva y del poder judicial, encargados de ofrecer una apariencia de vigilancia que, como hemos comprobado día tras día, no profundiza nunca en las causas reales de la mayúscula transmisión de rentas a las élites, que tiene en la deuda (ilegal, ilegítima e impagable) su máxima expresión.

Es fácil distinguir tres momentos en el proceso de legitimación de la gran estafa que está detrás de la deuda, y en todo ese proceso la participación de las grandes auditoras mundiales (PricewaterhouseCoopers, Deloitte, Ernst and Young y KPMG) es fundamental.

En primer lugar, el rescate. Dicho rescate es la consumación de un proceso de despojamiento del común mediante una macrooperación coordinada. En el caso español sabemos que se engañó a la población sobre las razones para solicitarlo, las cuantías que entrañaba, los métodos para pagarlo y las consecuencias a medio y largo plazo que supondría asumir una condena económica de las generaciones futuras.

En segundo lugar, los ataques especulativos masivos. Los llamados “fondos buitres” provocaron la configuración de “bancos malos” y otros medios de conversión de deuda privada en deuda pública. Las auditoras —y sus “hermanas menores”, las tasadoras— fueron las principales responsables de generar activos (casas, edificios y fincas) denominados “tóxicos” en todos los ámbitos de la economía especulativa. En el caso de Bankia-BFA (BFA es su banco malo afiliado) y de otras fusiones ruinosas, encontramos detrás a estos buitres de las finanzas que inflan sus barrigas si las operaciones son exitosas, pero que las llenan aún más cuando sus consejos y asesorías generan catástrofes. Como parásitos económicos omnívoros, se alimentan de presas vivas y muertas, así como de los restos de la carroña por ellos mismos generada.

En tercer lugar, la sobretasación sistemática de suelos e inmuebles. Es de absoluta importancia señalar el origen del proceso que se intenta por todos los medios ocultar. En el caso español, generó el derrumbe que fue asumido en su totalidad por la población, por medio de una salvaje devaluación de las condiciones de vida, al mismo tiempo que se implementaban planes de rescate que beneficiaban, esencialmente, a las auditoras mencionadas y a sus clientes principales: los grandes inversores.

Sabemos que nos enfrentamos a un monstruo con múltiples cabezas y con nexos que van desde el poder político al capital internacional y a los medios de comunicación masiva, que intentan por todos los medios parchear una apariencia de normalidad que se está cayendo a pedazos. Las sentencias y dictámenes que vienen de las instituciones europeas y estatales, desde las sanciones por la manipulación del Euríbor a la retroactividad de la nulidad de las cláusulas abusivas en los contratos hipotecarios, de los procesos por corrupción política a la evidente degradación de lo que ya era un sistema democrático precario y manipulado, son signos de algo más profundo que supimos ver y denunciar desde las plazas.

El Fondo Monetario Internacional ha fracasado en sus planes de rescate y recolonización financiera. Ahora intenta “abrir la mano” por medio de una suerte de reparto de migajas. Las sentencias europeas a favor de los intereses de la población no nos pueden engañar. Intentan ofrecer una imagen de solvencia y rigor que, al analizar los procesos acaecidos desde 2008, resulta ridícula. No pueden hacernos perder la visión de conjunto de un sistema globalizado que hunde sus raíces en formas de delincuencia institucionalizada. Es imposible diferenciar los flujos de capital provenientes de tráficos criminales de armas, drogas o personas, de los provenientes de corrupción y fraude fiscal llevados a cabo por transnacionales y gobernantes. Subyace en ello toda una forma de dominación sobre los pueblos que dispone de los comunes a su antojo, y que nos ha situado al borde del abismo ecológico y social.

La denuncia de la deuda pública como ilegítima e ilegal es un paso esencial para desactivar el plan a futuro de la mafia financiera internacional. El caso griego es una referencia sobre cómo cualquier iniciativa política o estratégica que no pase por la deslegitimación de la estafa producida está condenada al fracaso. La organización popular autónoma, independiente y autogestionaria debe mantenerse y crecer como referencia de una lucha que no puede ser dirigida ni mediatizada por intereses programáticos o cortoplacistas.

¡Nos vemos en las calles!

Anuncios
Publicado en BLOG, Comunicación, Noticias, Noticias del Tribunal
One comment on “Reguladores, auditoras, tribunales y otras ratas del montón
  1. Belle dice:

    You really saved my skin with this inmafrotion. Thanks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Banquero rescatado por el sistema

TCJ en Twitter
Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

De la burbuja inmobiliaria al derecho a la vivienda

la Sareb

Sareb. Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria

A %d blogueros les gusta esto: