Sobretasaciones: el sucio origen de la estafa

Podéis leer este artículo en el número 58 de Madrid 15m, el periódico de las asambleas del 15m: http://madrid15m.org/publicaciones/madrid15m_n_58.pdf

Diez años después del estallido de la crisis por las hipotecas “subprime” de los Estados Unidos en 2007 sabemos con exactitud qué fue la llamada “burbuja inmobiliaria” en España: lisa y llanamente un fraude.
El valor estimado de los supuestos fondos de las entidades bancarias estaba basado fundamentalmente en el valor asignado a las hipotecas concedidas. Estos valores tenían como referencia el valor “de mercado” de los inmuebles —viviendas, fincas, edificios, etcétera-.
Para obtener una hipoteca es necesario obtener este valor, llamado “tasación”. Es el precio de referencia para la concesión de la hipoteca. Las cajas de ahorros y bancos solo podían otorgar de hipoteca el 80% de este valor, determinado por un tasador. Los tasadores están sometidos a un régimen estricto de responsabilidad y deben ser independientes de la entidad bancaria o crediticia. Son los responsables últimos de los informes de tasación que entregan a las entidades que, finalmente, conceden la hipoteca. Si un tasador manipula los datos, comete una gravísima infracción con consecuencias penales.
Para que las entidades bancarias pudieran llevar a cabo la estafa, hizo falta empezar con la manipulación de un simple documento: el informe de tasación. Las tasaciones de inmuebles fueron realizadas por tasadoras no independientes, controladas en la sombra por los propios bancos y banqueros. No respondían a la realidad del valor de los pisos o solares. Se sentían protegidos e impunes bajo el paraguas bancario y sirvieron a los bancos y cajas de ahorros para que realizaran cuadros contables falsos de dinero ficticio.
Los bancos inflaron adrede los datos de tasación para poder aumentar el valor de las hi-
potecas, que después convertían en títulos, vendidos en los mercados globales a través de
los paraísos fiscales, y así obtener más financiación para conceder hipotecas en una cadena circular de creación de más y más dinero ficticio. Hasta estallar la burbuja que habían creado. Por eso tuvieron que ser rescatados con dinero público, mediante una reforma exprés de la Constitución, que estableció la obligación de priorizar el pago de la deuda que ellos generaron como consecuencia de la corrupción y de las criminales políticas económicas neoliberales.
11.jpg
Cómo se realizó la manipulación de las tasaciones.
En primer lugar, se le asignó un precio desorbitado a los llamados inmuebles “testigo”, que son los inmuebles que sirven, por comparación, para asignar el valor del inmueble objeto de tasación. La normativa exige un mínimo de seis inmuebles “testigo”. Esos valores de los “testigos”, a su vez, deben ser multiplicados por un índice corrector, dependiendo de si alguna de las características estudiadas tiene mayor o menor valor.
Por ejemplo, si el “testigo” es más antiguo que el inmueble objeto de tasación, se multiplicará por un valor inferior a 1, reduciendo el valor en proporción a la pérdida de valor producida por el envejecimiento del “testigo”. Del mismo modo se actúa con el resto de características: la altura del piso, la existencia o no de ascensor, la situación, los servicios y transportes cercanos, etcétera. Con todo ello se hace una media y se obtiene el valor por metro cuadrado del inmueble objeto de tasación.
1
El estudio pormenorizado de sus informes de tasación nos descubre por comparación con los datos obrantes del catastro que las tasadoras mintieron sistemáticamente sobre la antigüedad de los inmuebles “testigos”, sobre su superficie, sobre las calidades de construcción, la consideración de los servicios y transportes cercanos y, en general, sobre todos y cada uno de los datos que tenían obligación de reflejar.
Pero no solo eso: para poder inflar la tasación, no utilizaron los coeficientes de corrección que más arriba señalábamos, imponiendo un absurdo valor “1” o muy cercano, muy conveniente para sus intereses. Nos encontramos frecuentemente con coeficientes de corrección de “0,98” o “1,02”. En otras ocasiones estos inmuebles “testigos” ni tan siquiera existen en sus tasaciones.
El fraude es evidente y no resiste el menor análisis objetivo. Por eso los bancos intentan por todos los medios que esos documentos de tasación no aparezcan nunca en los procedimientos judiciales, porque es la huella inicial de la gran estafa que se produjo a continuación.
Estos hechos se pusieron de manifiesto en nuestra querella, que el Tribunal Supremo ha intentado parar y que, en breve, reabriremos. Ahora sabemos con certeza que ya en 2009 el Banco de España fue advertido por sus propios técnicos de que, en el caso de Caja Madrid, se estaba produciendo de manera sistemática esta adulteración de precios. Teniendo en cuenta que el volumen de crédito destinado al crédito hipotecario alcanzó el 60 por ciento del total del dinero prestado en todo el país en 2007, son evidentes las consecuencias que la sobretasación sistemática ha provocado en los recortes presupuestarios.
Por eso la instrucción en la Audiencia Nacional de la querella del TCJ-15M contra el consejo de dirección de Caja Madrid es imprescindible para deslegitimar la socialización de una deuda que tiene su origen en la trama sistemática de corrupción.
Resultado de imagen de evolución tasación de viviendas 2003 2016
En las últimas semanas ha estallado, en torno a la operación Lezo, la rivalidad entre jueces y fiscales. Esa rivalidad entre clanes casi sacerdotales del régimen ha permitido, a su vez, que podamos contemplar la verdadera naturaleza de la cúpula gobernante y la falta de separación del poder político del judicial. La connivencia de la Fiscalía y las salas de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo para parar nuestra querella forma parte de las actuaciones de esa connivencia de los poderes del Estado.
Sabemos a qué nos enfrentamos, y necesitamos la ayuda de todos para impedir que Blesa y los suyos se libren de que los jueces instructores hagan su trabajo. Vamos conociendo las conexiones y quiénes son sus poderosos “amigos”. Nosotras y nosotros somos el pueblo organizado. Nuestra constancia y capacidad de organización les va descarrilando.
La gente en su casa. Los banqueros en la cárcel.
Anuncios
Publicado en BLOG, Noticias, Noticias del Tribunal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Banquero rescatado por el sistema

TCJ en Twitter
Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH)

De la burbuja inmobiliaria al derecho a la vivienda

la Sareb

Sareb. Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria

A %d blogueros les gusta esto: